Plantas Palmiformes

Existe un cierto numero de plantas cuyas hojas también crecen en rosetas que pueden ser basales o encontrarse en el extremo de un tallo. En esa categoría se encuentran: Aloe, Agave, Phormium y las Yucas. Son las denominadas plantas palmiformes; sin embargo, no crecen a partir de un único punto sino que suelen contar con yemas latentes que generan vástagos tras una poda o un corte involuntario de una rama de pudiendo crear rosetas en la parte inferior del tronco. En general, la poda sirve simplemente para eliminar las hojas muertas o cortar los tallos de las flores marchitas.

La yucas pueden estropearse con las heladas. Especie a que haya pasado el peligro de heladas para cortar las ramas estropeadas a la altura de los renuevos que empiezan a surgir en primavera.

Alimente la planta con un fertilizante equilibrado y cúbrela para potenciar la aparición de nuevos brotes. Las yucas responden bien tanto a las podas drásticas como las de renovación.

Corte los extremos de las ramas o pode la planta hasta la base, si lo considera necesario. Si desea obtener un habito arbustivo, elimine el punto de crecimiento antes de que el ejemplar empiece a crecer; alimentándolo y disponga un manto cobertor.

Las plantas con roseta, como Aloe o Agave, son muy dadas a generar renuevos en cuanto se daña una de sus partes. Elimine las zonas dañadas con cuidado para no estropear el nuevo vástago que pueda estar naciendo debajo. Corte los hijos, plante algunos y retire la planta madre cuando lo considere necesario.

Cuando plantas de crecimiento lento como las cicadáceas, Pandanus y Xanthorrhoca, limítese a retirar las hojas muertas y las flores marchitas ya que, aunque generan renuevos, curan muy lentamente las heridas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.