Una historia llena de espinas…

La historia se descubre que las cactáceas llegaron a Europa de la mano de Cristóbal Colón, en las expediciones realizadas por científicos y comerciantes españoles, holandeses e ingleses a Las Antillas, México, América Central y América del Sur.De todas formas, el primer hombre que escribió y estudió sobre los cactus fue el botánico sueco, Linneo, que en 1753 publicó “Species Plantarum”, en el que describía 32 especies del género cactus. Entre otros estudiosos posteriores destacó Adrian H. Haworth, con su obra “Synopsis Plantarum Succulentarum”, quien se encargó de reformar el mundo de los cactus y suculentas, ya que suprimió el género cactus y lo transformó en la palabra que daría nombre a la familia.
Desde entonces hasta ahora se conocen entre 2.500 y 4.000 especies, entre las cuales se pueden encontrar desde cactus que miden tan sólo un centímetro hasta los que alcanzan los 18 metros de altura.
  • Carlos Linneo
  • Carl von Linné por Alexander Roslin, 1775.Nacimiento 23 de mayo de 1707
  • Södra, Småland, Suecia
  • Fallecimiento 10 de enero de 1778 con 70 años
  • Alma máter Universidad de Uppsala
  • Conocido por Sentar las bases de la taxonomía moderna.

Carlos Linneoa  (en sueco: Carl Nilsson Linæus, latinizado como Carolus Linnaeus,a  también conocido después de su ennoblecimiento como Carl von Linné; Råshult, Suecia, 23 de mayo de 1707 – Uppsala, Suecia, 10 de enero de 1778),a fue un científico, naturalista, botánico y zoólogo sueco que estableció los fundamentos para el esquema moderno de la nomenclatura binomial. Se le considera el fundador de la moderna taxonomía, y también se le reconoce como uno de los padres de la ecología.

Linneo nació en la región rural de Råshult, al sur de Suecia. Su padre, Nils, fue el primero de su estirpe en adoptar un apellido permanente; previamente, los antepasados utilizaban el sistema de nombres basados en el patronímico, como era tradicional en los países escandinavos. Inspirándose en un tilo que había en las tierras de la familia, Nils escogió el nombre Linnaeus, como forma latinizada de lind, «tilo» en idioma sueco. Linneo realizó una gran parte de sus estudios superiores en la Universidad de Uppsala y, hacia 1730, empezó a dar conferencias de botánica. Vivió en el extranjero entre 1735-1738, donde estudió y publicó una primera edición de su Systema Naturae en los Países Bajos. De regreso a Suecia se convirtió en profesor de Botánica en Uppsala. Durante la década de 1740, realizó varias expediciones a través de Suecia para recolectar y clasificar plantas y animales. Durante las décadas de 1750 y 1760, continuó recogiendo y clasificando animales, plantas y minerales, publicando varios volúmenes. En el momento de su muerte, era reconocido como uno de los científicos más importantes en toda Europa.

El filósofo suizo Jean-Jacques Rousseau le envió el mensaje: «Dígale que no conozco a un hombre más grande en la tierra».

El escritor alemán Goethe escribió: «Con la excepción de Shakespeare y Spinoza, no conozco a nadie, entre los que ya no viven, que me haya influido más intensamente».

El autor sueco Strindberg escribió: «Linneo era en realidad un poeta que se convirtió en naturalista».

Entre otros cumplidos, Linneo fue llamado «Princeps Botanicorum»

( Príncipe de Botánicos ), «El Plinio del Norte» y «El Segundo Adán».

Asimismo, es considerado héroe nacional de Suecia.

        Si ignoras el nombre de las cosas,          
desaparece también lo que sabes de ellas.