Opuntia Microdasys, Albispina y Rufida

Estas son mis Opuntia Microdasys variedad Albispina, Mocrodasys común y la Opuntia Rufida, esta ultima no es Microdasys, aunque muchos la confunden.

Todas estas tienen gloquidios según la variedad de un color diferente, hay también otras variedades increíblemente pequeñas surgidas de híbridos.

  1. Los gloquidios son pelos barbados delgados, generalmente invisibles, encontrados en las areolas de algunos cactus y otras plantas.
  2. Los gloquidios de cactus fácilmente se desprenden de la planta, y se pegan a la piel, causando irritación al contacto con los penachos que cubren algunas especies, cada penacho con centenares de esas barbas finas.
  3. Personalmente los gloquidios del ejemplar Rufida, son algo mas dolorosos, ya que lo digo por experiencia propia, y creo que no hay una parte del cuerpo que no se haya impregnado de diminutas espinas.

  • Opuntia Rufida.

La especie es arbustiva, erguida de 50 – 150 cm de altura, y forma un corto tronco, los artículos son mas o menos circulares y en general son mucho mas anchos y gruesos con la epidermis de color gris verdoso aterciopelada. Carece completamente de espinas, aunque las areolas anchas y circulares, dispuestas muy juntas en linea diagonales, están señaladas por numerosos gloquidios de color rojo pardo, mas oscuros en la parte mas viejas.

Las flores miden aproximadamente 5 cm, incluso el ovario, y los frutos son de color rojo claro.

Esta planta es ideal para su cultivo en macetas, aunque requiere de protección invernal, a temperaturas inferiores a 1ºC, su reproducción es fácil, le extraemos una pala y la introducimos en tierra casi seca.

  • Opuntia Microdasys

Nombre procedente del griego mikros, pequeño y dasýs, hirsuto, al ser una planta muy pequeña.

Dadas sus reducidas dimensiones y sus palas diminutas, tanto la especie como la variedad son ampliamente utilizadas en jardinería decorativa. La planta forma un conjunto de hasta unos 60 cm de altura, densos y muy ramificados, con los artículos completamente ovales o algo alargados, unos 10 – 15, con aréolas densamente cubiertas de gloquidios amarillos, mas claros en las nuevas vegetaciones , oscureciéndose a continuación.

Las flores, que aparecen con abundancia, miden unos 4 – 5 cm, con los segmentos del perianto de color amarillo puro, que antes de marchitarse adquieren una tonalidad amarilla anaranjada. Su fruto es casi redondo, de color rojo violáceo.

En la variedad Albispina con gloquidios blancos, las flores son de color amarillo pálido.

Su cultivo como todas la opuntias es verdaderamente fácil, solo extraeremos una pala y la introducimos en tierra casi seca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.