Historia

Estas son cuatro cosas de Carlos Linneo, el padre fundador de la

clasificación de las especies de las plantas que tanto me gustan.

El botánico sueco Carlos Linneo (1707-1778) está considerado, entre otras cosas, como el creador de la clasificación de los seres vivos o taxonomía. 

Las flores convertidas en reloj.

Carlos Linneo ideó un peculiar sistema horario anotando el momento de apertura de las distintas corolas de las flores.

 Ese momento difiere de una especie a otra. Comparando la hora en que se abren los brotes de 24 plantas consiguió componer un verdadero reloj al que llamó el Reloj de la flora.

Lógicamente las horas están anotadas en relación a la hora solar y debemos adecuarlas a las horas que en cada territorio tienen vigencia. 

Linneo puso un nombre científico a todas las especies conocidas entonces. “También latinizó su propio nombre, de Karl von Linné a Carolus Linnaeus”.

Linneo mantenía que no debía asignarse el mismo nombre de género y especie a distintos tipos de organismos. Se podrían  asignar otras especies al género Homo, y los miembros de otros géneros podrían ser denominados sapiens, pero sólo a los humanos se les llama Homo sapiens. 

Cada nombre científico es único

El sistema de Linneo ha resistido el paso del tiempo. Su sistema de denominación con dos palabras, o nomenclatura binomial, sigue siendo el estándar en Biología.

Las horas de apertura y las especies son las siguientes: